jueves, 20 de abril de 2017

AprEndEr JuGaNDo, CreAndO, en MoVimieNto




CREATIVE ENGLISH


Ya hace más una década que me encontré un día jugando con grupos de niños de muchas edades, y vaya sorpresa para este sistema educativo que todavía nos mantiene sentados horas y horas en los centros ... a la vez que jugábamos aprendíamos.   Aprendían ellos y aprendía yo, y tanto que aprendíamos.  No había libros, no había esquemas de estudio cerrados, no había que pedir silencio constantemente, no había "rincones de pensar", ni reglas estrictas que acatar.  Todo estaba permitido, siempre y cuando respetáramos el espacio y a los compañeros y profes.  ¿De dónde había sacado tan maravillosa idea?  No había mucha novedad en este sentido... hacía añares ya que las  artes escénicas me habían enseñado la importancia del JUEGO en el aprendizaje.  A lo largo de todos esos años aprendí la historia de muchos sitios desconocidos, los valores humanos que hay en juego en distintas sociedades, la importancia de la comunicación en una comunidad, el cuidado de nuestro entorno, y tantas otras cosas más que ahora me sería imposible enumerar.

Y un día, en esos años, comienzo a dar clases de inglés a través de la CREATIVIDAD, del teatro, de la expresión corporal , de la creación de murales grupales o individuales, usando muchas técnicas que a mi me habían servido para aprender , y que también esperaba que un día se puesieran en práctica en los centros escolares.  En esas ganas de llevar mi experiencia a los coles comencé a presentar esta idea a sus AMPAS porque yo creía que ya era hora de bailar en las clases y mover el cuerpo para aprender sus partes, o porque podíamos hacer una revista con distintos collages para aprender los juguetes, o quizás un libro del futuro en el cuál contaramos que profesión quizás elegiría con los años.  No se trataba de poner a los niños en sus pupitres para que rellenen fichas, sino que se trataba de ponerlos en movimiento para que recreen la vida fuera del colegio y de la mano del teatro y la imaginación podamos ver distintas preguntas, vocabularios, formas de dirigirnos a otra personas, etc. 

Es otro modo, ni mejor ni peor, debo reconocer que también yo he aprendido con el desgaste de los codos en los escritorios, y con horas de estudio sentada; pero juro que me hubiera encantado que un día una profe o un profe me hubieran puesto la canción del momento y me enseñaran todas las partes del cuerpo mientras las movíamos, o que en los primeros minutos de una clase me enseñara n a meditar en inglés también poniendo atención a diferentes partes del cuerpo o situaciones de tranquilidad que imaginamos con nuestras familias o amigos. 

Tod@s, absolutamente tod@s aprendemos más cuando disfrutamos, y así como hay niñ@s preparados, o más adaptad@s a permanecer sentad@s durante horas para aprender, hay otros que necesitan estar en movimiento en ciertos momentos de la clase para dejar volar su imaginación. Decía @SirKenRobinson que "La creatividad significa poner la imaginación a trabajar", entonces digo yo que tenemos que dar espacio a esa imaginación, y eso es lo que trato de llevar a cabo en mis clases. 

El asunto viene cuando hay algun@s padres y madres que dicen "es que Andrea no es nativa...".  Claro que no, y que no tengo el acento perfecto que tiene un nativo, pero vaya paradojas de la vida... tampoco tengo acento español y el hecho de transmitir mis conocimientos con la pasión que los transmito hace que cada día me llamen para para dar clases en sitios que trabajan desde la expresión , el teatro, el movimiento, las emociones, la corporalidad y la risoterapia.  El filólogo húngaro Peter Medgyesautor del libro "El profesor no nativo", habla de que uno de los puntos fuertes que tiene un profesor no nativo es que puede hacer ver a sus alumnos que a base de constancia, práctica y ganas de aprender una persona puede hablar el idioma inglés con un muy buen nivel.  No importa tanto que los alumnos no cojan el acento propio de un nativo, que muy probablemente nunca lo hagan ( yo llevo 16 años viviendo en España y todavía se nota mucho mi acento argentino) , sino que vean que es posible hablar muy bien, y para eso se  necesita motivación. 

Bienvenidos los profes nativos que creen en la importancia de la CREATIVIDAD para llevar sus clases adelante!! y bienvenidos los que no somos nativos y que nos preparamos las clases con una gran pasión ya que sabemos que está en nuestras manos que los niños tengan ganas de aprender y no pronuncien esa terrorífica frase ..."me aburro".  Pero no elijamos para nuestros hij@s sólo un método de enseñanza porque darán las clases "PROFESORES NATIVOS".

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Seguir el Movimiento desde la infancia



Muchas veces escuchamos una  conversación de madres o padres y no es raro que aparezca  la siguiente frase ...entre tantas otras... " Mi hijo no para de moverse, no sé cómo pararlo".  Y comienzo a imaginar el movimiento de ese niño, corriendo, andando, saltando, poniéndose hecho un ovillo ante algunas situaciones, respirando con más facilidad, o con dificultad.  Claro que todos los niños no paran de moverse y bienvenido el movimiento.

El movimiento es parte de  la naturaleza misma de los seres humanos, nos movemos sin que nadie nos lo pida, en todo caso el único que nos lo pide es nuestro cuerpo que tan sabio es.  Entonces, qué pasaría si desde pequeños empezamos a ver qué nos cuenta este cuerpo nuestro que nos transporta día tras día de un lugar a otro.  Lo mejor que puede pasar es que desde pequeños tengamos esa escucha necesaria que nos hace mas conscientes de lo que sucede dentro de nuestra piel.  Nos convertimos en cuidadores y oyentes de nuestro cuerpo y de nuestro movimiento.  Una vez que ya hemos escuchado a ver qué pasa ahí en nuestros músculos, en nuestra piel, en nuestros órganos, vamos recorriendo un caminito que nos hará saltar a lo expresivo, para que todo se manifieste en un lugar de juego y diversión.

Así comienza a dar sus pasos el Movimiento Expresivo, una técnica derivada de la danza y el teatro en la cual nos ponemos en contacto con nuestro instrumento, con nuestro cuerpo.  Cuando lo practicamos en la infancia ponemos especial énfasis en el juego y en lo lúdico de la actividad.  Estiramos nuestros músculos, nos desperezamos imaginando historias o momentos, masajeamos nuestras partes del cuerpo y las de nuestros compañeros para alcanzar una confianza en este nivel de comunicación corporal.  Todo lo hacemos desde la escucha y el respeto. Habrá niños que tengan mucha confianza en sí mismos y en los demás y estarán encantados de recibir un masaje, habrá otros que por vergüenza y ser mas distantes se cerrarán un poquito más y se respetarán esos tiempos.  En una actividad así de lo que se trata es SIEMPRE de pasarlo bien.

Para darle "color y baile" al juego expresivo nos servimos de técnicas teatrales, de músicas de diversos estilos y lugares que nos llevan a conocer la forma de moverse de otras personas.  Y en este punto nos convertimos en EXPLORADORES... , sí! exploradores que se mueven y curiosean.... " Ah! Mira! Me muevo como un tigre y siento una fuerza inmensa en mis piernas y brazos! Ah! Pero mira! Me muevo como una mariposa y soy delicada y suave!"  Exploramos todo el rato con los sentidos, con la fuerza, con el peso, con las diferentes alturas.   Introducimos telas de colores en algunas ocasiones y dibujos que ellos mismos hacen para poner en el papel lo que le dió la clase, si creen que ha sido una clase de color azul por la ligereza, o una clase de color rojo por la fuerza, o de muchos colores por la diversión.

En estas clases también vamos viendo posturas muy fáciles del yoga, que las representamos a través de animales que nos conectan con esas posturas. Y cuando ellos ya tienen un nivel de confianza bueno con el grupo y conmigo poco a poco aprendemos a meditar. Estar unos minutos en silencio, tan sólo observando nuestra respiración nos calma mucho al final de un día ajetreado.

Bienvenido el movimiento de los niños!! Mucho tenemos que aprender a veces los adultos de esa naturalidad que encuentran los niños en su cuerpo, y de la diversión que él les proporciona.  Animaros a que vuestros  peques desde ahora cojan esa CONFIANZA necesaria para el largo camino de la vida a través de una actividad muy completa en esta etapa.

jueves, 24 de marzo de 2016

La tristeza entra en la plenitud



Ver una imagen así impresiona, ver la TV estos días es una paliza para el iris de nuestros ojos que es transmitida a cada rincón de nuestro cuerpo, escuchar los llantos de niños sin zapatos, de padres desesperados por encontrar una barra de pan que alimente a alguno de su familia, ver los harapos que quedan sobre sus huesos cansados después de haber andado durante kms y kms sin descanso alguno, y en el peor de los casos con bastones que los golpeaban por ...¿estar queriendo huir del horror y encontrar un mundo mejor?  Las imágenes desgastan por estos días, mucho, muchísimo.  Y me siento como en un duelo constante que no quiero evitar, ni creo que  nos tiene que anestesiar.  En este momento me sale escribir, en mi plenitud que por momentos se resquebrajea y deja ver algunas grietas.

Este duelo  me lleva a estar mucho mas conectada con estas personas, con las de la foto, con las que dejan una tierra para buscar ...¿un mundo mejor?  ¿Es este un mundo mejor?  Dudas, muchas dudas tengo sobre esto.  Lo que si es verdad es que este mundo si tiene muy bien trabajado y ha hecho muy bien sus tareas en cuanto a distracción se trate. Nos distraemos tan fácilmente,  que ni nosotros somos conscientes de ello.  ¡Qué fácil es distraerse en este "Wonderful World"!  Sin irme mucho del tema de las imágenes y de los duelos no evitados quiero decir a viva voz que son estas las imágenes que elijo para mis vacaciones de semana santa... (semana santa con minúsculas y más pequeñas aún).  No deseo colgar imágenes de sonrisas de mi hijo, ni paseos por el parque, ni montañas no escaladas, ni ríos no recorridos, mucho menos de familias unidas y disfrutando el sol que abraza a toda la península ibérica, ni que hablar de pasos y pasos y pasos de semana santa en letra pequeña.  Estos días no puedo evitar meditar y estar con ellos de la manera que puedo, hay mucho dolor en el mundo y como se bastante bien lo que es estar de de duelo, cuando uno está en ese estado poco puede decir ante tanta "alegría desatada por unas vacaciones en las que todos corremos a sacarnos la mejor foto y colgarla en el facebook o en los grupos que invaden nuestro movil".

Ayer hablaba con el maestro amigo que me dá hasta vergüenza hablar de este tema en muchas ocasiones porque no sé de qué manera puedo estar a la altura con mis acciones.  Probablemente se sienta así hasta ese médico de Medicos Sin Fronteras (con mayúsculas porque SÍ lo valen) cuando se da cuenta que sus dos manos no bastan para sanar tanto horror.  Mientras él oía y yo hablaba una vez más encontré la respuesta, sí que es importante que se hable de esto, que nuestros hijos sepan lo que sucede a no muchos kilometros de aquí, que viendo la evolución o involución de este mundo no sabemos si algún día esa realidad estará más cerca de los nuestros.  El mensaje era algo así como NO NOS DISTRAIGAMOS TANTO... que ante tanta distracción a veces nos convertimos en las marionetitas que tanto conviene a este sistema para que siga ahogando a tantos inocentes con sus tentáculos.

Las fotos bonitas no van con mi dolor, hoy no.  Las frases bonitas tampoco.  Hace 15 años que soy extranjera y yo sí encontré un refugio con mucho calor en este país, esos miles de personas no tienen refugio dejemos de llamarlos "refugiados", esas personas son desamparadas y "mutiladas de hogar", y hoy esa es la imagen que elijo para mi dolor.

jueves, 31 de diciembre de 2015

FELIZ CAMBIO!! Todo se transforma...♫♫♫




El 2015 muere, el 2016 vivirá y dentro de varios días, semanas y meses morirá.  Los años no están exentos de la impermanencia, y  del cambio. Todo muere, cambia, se transforma y algo nuevo comienza a gestarse, y esa es la vida misma que convive día a día con la muerte.  Y si ese es el ciclo... por qué no festejarlo.  Vivimos para morir y si cada segundo que pasamos en este mundo fuéramos conscientes de ello cada acción en nuestro camino sería con plenitud, con alegría y sosiego, sin estar atados a la palabra lucha y sacrificio que nos transmitieron desde pequeños.  Dejar que las cosas sucedan, porque es así, es la ley de la naturaleza.

Cuando en el 2015 seguí agradeciendo en cada meditación cada cosa que fue pasando en mi trayecto por este mundo, aprendí  a vivir con lo que hay, con lo que está ahora mismo, aquí y ahora.  En mi entrada en la cual festejé mis 4 décadas en esta tierra daba cuenta de que hasta agradecía a las muertes que me rodearon porque eso me permitió ser la persona que soy ahora mismo.  Y así como tuve años de lucha con la guadaña, y veía esa imagen propia de historias de miedo y terror, hoy en día veo en esa transformación una nueva oportunidad para aprender que lo importante es el AHORA, ni el ayer ni el mañana. 

El 2015 se va, lleno de buenos momentos, de mucha escucha y confianza, de danzas adultas e infantiles, de silencio y quietud, de respiraciones y meditaciones, rodeada de personas que muestran su corazón antes que sus cerebros, de amigos que me dan la mano sin importar las etiquetas, de achuchones de familia, de besos de hijo, de abrazos de hermano, de llegadas de padre, el 2015 ha sido lo que ha sido y gracias por haber sido lo que ha sido.

El 2016 ni idea...(como dice mi hijo)...el 2016 será como tenga que ser... y si tengo la capacidad de adaptarme seguro que será perfecto.

Abrazo a mucha gente, a la distancia y a la no distancia, abrazo a mi familia de tierras antiguas que están pasando momentos difíciles, abrazo a mis amigos de aquella parte del charco a los cuales extraño y amo, abrazo a todos los que ayudaron a mi padre a hacer este cambio tan importante en su vida, abrazo a las personas que no tienen el rencor por delante sino que tienen el corazón por delante, abrazo a mis amigos de esta tierra que me adoptó hace ya casi 15 años... abrazo a mi tribu, abrazo a los niños que me llenan de alegría cada día de trabajo, abrazo a mis maestros y amigos Fernando y Antonio, abrazo a mi padre, a mi hermano, abrazo a mi compañero, abrazo a mi hijo que me despierta cada mañana con la sonrisa mas plena que se puede tener, y abrazo a LA VIDA, cada día abrazo a LA VIDA.  

FELIZ CAMBIO!!!

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Practicar en la adversidad

    


    A medida que me voy introduciendo más en la meditación voy también enfrentándome a diferentes retos en esta milenaria práctica, tan sanadora por cierto.  En los comienzos parece que esos 5 minutos sentado en tu cojín, con tu alfombra (esterilla en mi caso), tratando de hallar un buen momento de silencio que acompañe a la práctica, se hacen interminables.  Los pensamientos no dejan de pasar, las incomodidades no dejan de levantar su mano y decir "Presente!", los segundos parece que son minutos... y los minutos ya no os quiero decir.
     Una vez en que ya vemos que esos 5 minutos son asumidos como algo que podemos conseguir con más momentos de conciencia, de apartar a la catarata de pensamientos, de que las incomodidades ya no molestan tanto, vamos poco a poco alcanzando los 10.  
     Y no pasa tanto y ves que ya los 15 también se llevan muy bien, siempre en ese espacio que te has asignado para este momento, de calma, de tranquilidad, de estar con lo que hay que estar que es el momento presente.  En algunos casos hasta acompañado de esas músicas tan bien hechas que hoy se encuentran en cualquier lista de Spotify para que la conciencia sea más fácil de alcanzar. 
     Cuando menos te lo esperas, y ya has pasado muchas veces por la tentación de abandonar este HACER EN EL NO HACER,  ya ves que tu práctica alcanza los 30 minutos, y hay algo de placer en esa sensación de haber alcanzado algo que parecía imposible hace unos meses o años. 30 minutos de quietud, de silencio, de conciencia, de despertar al AQUI Y AHORA,  de apartar pensamientos porque ellos siguen estando ahí sin que los llamemos, pero también se van muy a gusto.  El cojín que has elegido, el espacio que has elegido, la música que has elegido, y tú ahí sintiendo que lo consigues con mucha voluntad cada día.
     Pero llega el día en que esa práctica trasciende ese espacio tan bien ornamentado con los objetos propios de una meditación, ese espacio ya no es sólo el espacio en que estás dispuesto a practicar porque poco a poco vas observando que muchas situaciones en tu vida te ponen en una PRÁCTICA CONSTANTE.  Cada situación que va apareciendo te da la oportunidad de estar despierto y practicando, ya no hay cojines bonitos, ni músicas relajantes, ni velitas ni todo el merchandising pro vida plena que tan bien se consigue en estos días.  Te olvidas de el decorado y te encuentras en las situaciones mas insólitas practicando y conectando con TODO lo que te rodea.
     Día de ir aquí y allí, metros, corridas, reuniones, uniones, y de repente entras en una sala de espera odontológica con unas 60 personas sentadas, con muchas caras de amargura, con señoras que dicen que llevan horas sentadas en asientos incómodos, trabajadores que no han podido comer, y tú te sientas en algún lugarcito que queda por ahí libre.  Y DECIDES, tú DECIDES que esa larga hora que te queda de espera no será mirando todo el tiempo un móvil, o yéndote a pasear por todo lo que tienes que hacer cuando llegues a casa.  Decides estar ahí, conectado con tu respiración, con ese despertar que te ofrece una vez mas la vida, esa toma de conciencia del aquí y el ahora.  Te llaman después de hora y pico, y hasta te ofrecen un Valium, si un Valium porque un implante "te puede poner muy nerviosa".  Claro que NO!! Yo esto no me lo pierdo!! Arremetan con los dos implantes que yo estaré ahi para VIVIRLO lo mas conciente que pueda estar.  Cuatro manos se metían en mi boca, la anestesia, sentir la presión de objetos desconocidos, las encías sangrando, y yo ahí PRACTICANDO.  Practicando en la adversidad.  En el terreno de las enseñanzas budistas este es el camino del Vajrayana ( "El Vajrayana se basa en considerar a todo el mundo y aprovecharlo TODO como una oportunidad para estar despiertos" del libro "El Buda entra en un bar")
No eché de menos mi cojín ni mi espacio, la práctica se puede hacer presente mientras tú estés presente.

viernes, 3 de julio de 2015

Los grupos en que latimos



Tenía ganas hace ya un tiempo de dar cuerpo, en forma de letras y experiencia, a esta idea que me viene rondando la cabeza de la necesidad de formar parte de grupos que nos unan a través de las acciones y las vivencias de los que en ellos habitan. 

Muchos ya sabéis que estoy llegando al final de un proceso de formación extraordinario como ha sido PCI (Proceso Corporal Integrativo de Antonio del Olmo), y por otra parte estoy siendo artífice de diferentes grupos que voy formando por distintas salas de la ciudad. 

En este 2015, he sido testigo en primera persona de la energía tan viva y sana que se genera en mi barrio, Puente de Vallecas, en el Centro Cultural Paco Rabal.  Casi de casualidad...aunque éstas no existan...un día me veo contactando con un tipo que vi cómo se columpiaba hace 16 años atrás aproximadamente en el barrio de Retiro de la Ciudad de Buenos Aires.  Aquel señor que hoy es un señor padre, casi sin pensarlo, y dejándose guiar por la intuición me deja al frente  de los tres grupos que lleva en dicho centro cultural; y así él se va tan tranquilo a recorrer el gran país del sur. 

Así fue como un día me veo al frente de casi 50 personas, cada una de su padre y de su madre, cada una con sus edades variopintas que iban desde los 14 años hasta los 70, cada uno con sus historias de vidas felices, de vidas tristes, de caminos realizados y de amores truncados, de religiones y espiritualidades diferentes, de corrientes políticas que podían ir pa un lao...o pal otro... 50 personitas que se entregan a mis directrices y lo empiezan a hacer de una manera paulatinamente confiada... hasta llegar al día en que te agradecen haber pasado por esas salas raras que tiene el Paco Rabal. 

Ya venía leyendo un libro de un antropólogo (José Maria Fericgla) que habla muy claramente de la necesidad que tiene el ser humano de pertenecer a grupos que los hagan sentirse parte de un microcosmos, dentro del gran cosmos de nuestra vida,  con sus normas ya establecidas, sus pautas, sus códigos, pero sintiendo que allí nos unimos a algo superior que en cada uno puede ser diferente: las ganas de compartir buenos momentos, la necesidad de formar parte de un medio expresivo como el teatro o el clown, la intención de unirme a un proyecto que me atrapa por el camino que significa construirlo, como puede ser una obra de teatro; buscar momentos de expansión, de liberación, de escucha interna y de la de los demás, etc. 

 Siguiendo estas ideas que nos acercan a un ritual, he sido partícipe de la danza de la vida que se genera en el Paco Rabal, con personas que se quieren, se apoyan, se mensajean, se dan ánimo en los momentos díficiles, se ponen serias e indignadas ante las situaciones que nos empañan la realidad, seres con un gran corazón que SON y VIVEN y LATEN más allá de quien se ponga al frente de ellos.  Fausto y yo, y otros profes antes, hemos sido facilitadores para que SUCEDA LO QUE TIENE QUE SUCEDER, ellos lo hacen posible con su entrega. 

Con esto quiero enfatizar y gritar a los cuatro vientos que los grupos nos sanan, allí donde bailamos, donde expresamos, donde lloramos y reímos, donde cantamos y hacemos silencio, en los grupos vivimos y latimos.

viernes, 22 de mayo de 2015

Y un día te despiertas y tienes 40...



La vida hace su trabajo, sin más, no se esfuerza, naturalmente los días van pasando de manera tal que un día sin saber muy bien cómo y por qué te encuentras al borde del abismo, oh! abismo... esa palabra tan llena de significados oscuros,  pero... ¿y si esa cornisa en la cual te detienes a respirar y tomar todo el aire hasta que tus pulmones se hinchen, no es más que el paso a otro camino de más sabiduría, de entrar más hondo y más profundamente en cada hecho que te acompaña? Ese abismo azul al que hoy me enfrento, tan azul, tan de color cielo y de color mar, me llegan justo con mis 4 décadas en este planeta azul...o lo que queda de él.

He crecido, claro!, normal! todos crecemos...¡pero es que me gusta tanto decirlo!  Soy como los niños que apoyan su cuerpecito en esos metros tan atractivos que se cuelgan en las paredes, y con sus manitas dibujan su altura, al instante sale de sus bocas esa frase..."HE CRECIDO" , y las sonrisas inundan los rostros que parece que todo se ilumina, hasta los abismos...  He crecido, y sonrío, tan llena de vida y tan llena de muerte, porque la muerte es parte de nuestras vidas, así somos.

El camino ha tenido lo que tienen todos los caminos: claros, oscuros...claroscuros... espinas...arenas movedizas, arenas tibias y plácidas, tierras con barros y tierras secas,  el camino pasó por infinidad de calles...Jufré, Bartolomé Mitre, Avenida Belgrano, calle San Pedro, luego el camino se cortó en un océano y siguió del otro lado...como en los dibujos animados donde todo se puede... Plaza Mariana Pineda, Martínez Izquierdo, Fernán González, Juan Tornero, Av Rafael Alberti, Travesía San Isidoro de Sevilla, Av Monte Igueldo, Juan Portas y Puerto de Velate... que a día de hoy suman 13 estancias diferentes en estas 4 décadas sin contar los momentos de viaje, en que hasta las estaciones de tren me hicieron  de alcoba. Cuantas pisadas fui dejando por este mundo, y qué feliz me hace haberlas grabado en ese andar.

Qué pena estar tan influenciados por este consumismo en el cual tratamos de hacer lo imposible, y más, por no dejar ver nuestras arrugas, nuestras canas, nuestras carnes que van cayendo, no queremos anotar el año de nacimiento en las redes sociales para que no se sepa... (en este último punto también yo he caído y a partir de hoy lo cambio!), nos sometemos a cirugías, a implantes innecesarios, a tomar tal o cual brebaje que dice que hace maravillas... Y si fuéramos capaces de mostrarnos así...como somos...con la sabiduría de la experiencia... con el andar de una mujer que ha pisado mucho y no tiene la energía de una chica de veinte, con las arrugas que nos muestran que la piel chocó con muchos vientos y brisas, con los pechos caídos de haber amamantado o de haber sido testigos de décadas de ajetreo, de todos los tipos....  Se es lo que se es! Y hoy soy lo que soy! Mujer, argentina, india, hija, madre, compañera, actriz, profesora, a veces muy feliz, las menos veces triste, las muy menos veces rabiosa, las muchas más veces agradecida.  La vida me ha dado todo, la muerte me ha sacado lo que me ha dado la vida...dificil de entender...pero con el corazón y con el amor se entiende, yo lo entiendo.
Ultimos minutos de mis 39, de este lado del mundo...del otro lado tengo unas horas más en la década pasada... Puedo morir tranquila...porque VIVO tranquila...difícil de entender...pero yo lo entiendo... Mañana 40 y CELEBRANDO LA VIDA!!

PD: Gracias madre, padre, hermanos, hijo, compañero, familia, raíces, amigos, amantes, compañeros, enemigos, maestros, conocidos, noche, día, tristeza, alegría, playa, mar, cuerpo, salud, enfermedad... pero sobre todo GRACIAS a mi voluntad y a mi confianza!

40!